Últimos artículos
fl-post-content-holder

Un packaging que satisface las necesidades del consumidor tiene una mayor probabilidad de éxito ¿Cómo debe ser el envase para pescado perfecto? Informativo, seguro, a prueba de fugas y olores, de menor impacto medio ambiental y con un diseño de alta calidad.

En esta nueva era de sostenibilidad, el eco packaging se ha convertido en un elemento imprescindible en el desarrollo de envases flexibles. El usuario demanda formatos ecológicos de menor impacto medioambiental. De echo, según un estudio elaborado por el IBM Institute for Business Value, el 35% de los consumidores pagaría más por un producto con envase sostenible.

¿Qué busca el consumidor en un envase para pescado?

El envasado de un producto alimentario no es solo una herramienta de protección frente a agentes externos – que puedan interferir en su conservación -. Sino que también juega un papel fundamental como elemento de consumo: debe ser práctico, funcional, y que permita una dosificación discontinua y segura.

Cuando el consumidor está a punto de tomar la decisión de compra, necesita que la marca aporte valor al producto a través de su envase.

El envase para pescado – como filetes de merluza, bacalao o salmón ahumado – ideal es la bolsa de 3 soldaduras de corte longitudinal. Este formato de bolsa permite una personalización al 100% de producto, a través de la incorporación de accesorios, sistemas de apertura, troqueles para colgar o la elección de materiales transparentes que permiten visualizar el producto.

Además, este envase de pescado admite impresiones de todo tipo. La bolsa se convierte en un lienzo para la marca, en el que puede aportar información de valor para el cliente como valores nutricionales, motivos de consumo e incluso añadir una receta saludable.

¿Por qué envasar tu producto en bolsas de 3 soldaduras longitudinal?

La elección de uno u otro formato de envase se basa en las exigencias del consumidor, pero también en las necesidades de la empresa ¿Qué ventajas ofrece este envase para pescado a tu marca?

Facilita el almacenamiento y economiza el transporte

En primer lugar, al tratarse de un packaging que se elabora con materiales moldeables, tanto su peso como tamaño es reducido. Especialmente si se compara con otros formato de envases rígidos más tradicionales. Este envase flexible ocupa muy poco espacio, por lo que ahorra hasta un 90% el coste de transporte de producto.

Reduce hasta en un 70% los materiales de fabricación

Otro de los elementos a tener en cuenta a la hora de elegir el envasado ideal para tu producto, es la cantidad de material utilizado en su fabricación. La bolsa de 3 soldaduras longitudinal es un formato que garantiza un uso considerablemente reducido de componentes.

En definitiva, el consumidor de hoy en día espera que el packaging coincida con la calidad del producto. Aunque el envasado de pescado y marisco se presenta en muchas formas, los formatos flexibles son más eficaces y ecológicos, ya que permite implementar soluciones de envasado livianas y de menor coste.

¿Te interesa saber más a cerca de nuestros envases para pescado refrigerado y/o congelado? Consúltanos.

Deja un comentario

Buscar