Últimos artículos

fl-post-content-holder

¿Sabías que cada año en España generamos alrededor de 490 quilogramos de residuos por persona? Esta cifra sigue creciendo y los envases que utilizamos a diario también forman parte de este total. Es por esta razón, que para aproximarnos al concepto idealizado de «envase del futuro» más inmediato, consideramos primordial prestar especial atención a las materias primas con las que se fabrican. Así como seguir acelerando las técnicas y procesos actuales de reciclaje químico.

El envase del futuro precisa materiales biodegradables y renovables

La primera y más importante condición del envase del futuro radica en el tipo de materia prima con el que se fabrica. La tendencia del mercado recae sobre la utilización de bioplásticos. Es decir, tipos de plásticos derivados de fuentes renovables. Como pueden ser el almidón, el ácido poliláctico o la celulosa. A diferencia de los plásticos convencionales, derivados del petróleo. El objetivo es acabar excluyendo la fabricación de envases fabricados con materiales finitos como el plástico de origen fósil o el aluminio.

Qué es el bioplástico y qué ventajas ofrece

Tal y como avanzábamos, los bioplásticos son materiales biodegradables – también conocidos como biobasados -, que se fabrican exclusivamente a través de recursos renovables. Es interesante recalcar, que los «nuevos» plásticos vegetales tienen propiedades similares a las de los plásticos convencionales, y pueden almacenarse de una forma similar y procesarse en máquinas convencionales. Estos plásticos biodegradables se pueden degradar en diferentes entornos, como en el compostaje industrial, el compostaje doméstico, en el suelo o en el agua. 

¿Sabías que los plásticos pueden estar hechos de almidón, caña de azúcar o celulosa y que la industria incluso está investigando la producción de plásticos a partir de gases de efecto invernadero? 

¿Por qué está aumentando la demanda de bioplásticos?

Conciencia medioambiental

El interés de la sociedad en la conciencia medioambiental no deja de crecer y, con él, la demanda de unos productos sostenibles y respetuosos con el medio ambiente. En respuesta a esta tendencia, muchas tiendas y supermercados han dejado de facilitar bolsas de plástico de forma gratuita.

Características de los productos

La biodegradabilidad se está convirtiendo en una característica de producto cada vez más popular y lucrativa, por ejemplo las plantas y las flores plantadas en macetas que se pueden poner directamente en el suelo para biodegradarse de forma natural.

Cambios en la legislación

Los requisitos legales, como las prohibiciones de las bolsas de plástico en toda una serie de países, han motivado un incremento en la demanda de soluciones respetuosas con el medio ambiente.

Reducción de residuos

El uso creciente del bioplástico contribuye a reducir el volumen de residuos generados, lo que por su parte ejerce un efecto positivo sobre el medio ambiente.

¿En qué nos beneficia el uso de plásticos renovables?

Son múltiples las ventajas que ofrece el uso de bioplásticos: tanto para los fabricantes de envases como para el consumidor final. Entre ellas, destacamos:

  • Permiten desarrollar soluciones innovadoras alternativas en comparación con los plásticos convencionales.
  • Reducen la dependencia de los recursos fósiles y al mismo tiempo mejoran la huella de carbono del producto.
  • Mejoran las posibilidades de eliminación y reciclaje de residuos al final de la vida útil de los productos.
  • Disminuyen la carga sobre nuestros sistemas de residuos existentes y también sobre el medio ambiente.
envase del futuro: doypack compostable 100%
La gran diferencia radica en que un envase compostable, a diferencia de un envase biodegradable, termina no solo degradándose, sino que además se convierte en compost.

El sector del packaging actualmente utiliza los bioplásticos principalmente para el envasado de alimentos. Cada vez es más frecuente encontrar en supermercados envases flow pack, para contener frutas y verduras, fabricados con almidón o celulosa. Pero es necesario recordar, que por el momento, se trata de una elección limitada. Cuyo uso – en la mayoría de casos – está supeditada a condiciones económicas para muchos fabricantes, todavía inalcanzables. Es por esta razón, que tanto productores como consumidores, también están interesados en «biosoluciones» alternativas. Como es el caso del desarrollo del reciclaje químico.

Desarrollo del reciclaje químico de envases plásticos

El reciclaje químico es la emergente y más completa alternativa al reciclado mecánico. Hasta ahora, en los procesos de reciclaje de residuos plásticos, había imperado el reciclaje mecánico. Es decir: triturar el material, realizar un proceso de extrusión y fundición, moldearlo y transformarlo. Esta opción, pese a ser la más desarrollada, no funciona en todos los casos.

Ante dicha incapacidad técnica, entra el juego el reciclaje químico de envases plásticos. Cuando hablamos de técnicas y/o procesos de reciclado químico, nos referimos a tecnologías que descomponen el plástico en combustible o plástico nuevo (repolimerización) con alguna combinación de calor, presión, oxígeno empobrecido, catalizadores y/o disolventes.

En este tipo de reciclado se produce la descomposición del polímero para obtener los componentes iniciales con los que se formó, los monómeros. Es un conjunto de tecnologías que permite volver a la materia prima y a los componentes fundamentales, transformarlos y darles un nuevo valor. Así, se pueden fabricar nuevos productos químicos y plásticos de la misma calidad que los creados a partir de recursos fósiles y reducir las emisiones.

Fabricación de packaging a través de alternativas sostenibles

En Osona Seal Pack somos plenamente conscientes de la necesidad del mercado de lograr un envase del futuro sostenible, práctico y económico. Por esta razón, ofrecemos a nuestros clientes múltiples opciones en la fabricación y diseño de sus envases. Los envases flexibles a medida reducen en un alto porcentaje el uso de materiales plásticos, en comparación con otros envases tradicionales. Además, ofrecemos la posibilidad de envasar productos alimentarios en bolsas doypack 100% compostables y bolsas flow pack, una de los formatos que más reduce el uso de plásticos.

Si estás interesado en recibir información sobre estas u otras alternativas de envasado, no dudes en contactarnos. A través del siguiente formulario o llamándonos al 93 715 53 30 / 93 655 61 32.

Deja un comentario

Buscar